Valores Fundamentales

Lo que mueve nuestro corazón

Jesús

Todo comienza y termina con Jesús

Él es nuestra prioridad y el centro de todo lo que hacemos. Valoramos la búsqueda de Cristo a través de la oración. Creemos en la autoridad de su Palabra. Todo lo que predicamos y enseñamos identifica a Jesús como la esperanza para el mundo.

Personas

Todas las personas son amadas

Cada persona es creada a la imagen de Dios. No importa quién eres, de dónde vienes o cuál es tu historia. Tu eres valioso para Dios y para nosotros. Todo el mundo importa y cada UNO importa. 


Haremos lo que sea necesario para ver aunque sea una sola persona transformada por Jesús. 

Visión

Nuestra Visión es grande porque nuestro Dios es más grande

No tenemos miedo a riesgos por causa del Reino de Cristo. Dios ha mostrado su fidelidad en cada ocasión que hemos caminado en fe y obediencia. Creemos que todo es posible y lo mejor está por venir.

Adoración

Nosotros reconocemos al Espíritu Santo

Invitamos a la persona y el poder del Espíritu Santo en nuestras vidas. Ya sea a través de la adoración personal o colectiva, creemos que la vida es transformada en Su Presencia. Cuando tienes un encuentro con Dios y eres lleno con su Espíritu y nunca serás el mismo.

Comunidad

Nosotros hacemos vida en comunidad.

Usted no está solo. La vida nunca fue diseñada como una aventura solitaria. Nos necesitamos unos a otros para motivarnos, ayudarnos a creer y para rendir cuentas. 


El crecimiento en Cristo siempre ocurre mejor a través de relaciones y la comunión. Además es más divertido de esta forma.. En forma sencilla, somos mejor cuando estamos juntos. 

Generaciones

Nosotros invertimos en la Próxima Generación

La próxima generación no es la Iglesia del futuro sino la Iglesia de hoy. Invertiremos nuestro tiempo, amor, recursos, sabiduría, energía y visión en la búsqueda que la Próxima Generación conozca y puede seguir a Jesús. 


Nosotros honramos el pasado mientras forjamos el futuro. Es nuestro privilegio pasar la antorcha de nuestra fe y dejar un legado para las generaciones que vendrán. 

Servicio

Las personas salvas sirven a las personas

Somos muy parecidos a Jesús cuando servimos a otros. Invertimos en la iglesia local, nuestra comunidad y las personas alrededor del mundo. Servir es un gozo y no una obligación. Por último, el servicio se trata no de lo que tú haces sino en quien te conviertes a través del servicio

Generosidad

Nosotros marcamos el camino a través de la generosidad

Todos nuestros recursos son bendiciones de parte de un Dios amoroso. Por Su Generosidad nosotros respondemos con ofrenda sacrifícales. Recuerda que Tú no puedes dar más que Dios.

Crecimiento

Nosotros nunca dejaremos de crecer

Nuestro caminar con Cristo es un viaje de toda la vida. No hablamos solamente de seguir a Jesús, enseñamos a las personas como seguirle paso a paso. Nuestro deseo es ver las personas convertirse en discípulos maduros de Cristo. Mientras hacemos discípulos Jesús construye su Iglesia.